?

Log in

Novedades

Maggey, mi ayudante, me ha regalado una caja de galletas caseras en muestra de agradecimiento. Es una chica muy atenta. Que yo recuerde, el Inspector Cutre nunca tuvo ningún detalle de ese tipo conmigo. Oh sí, ya sé que le bajo el sueldo pero, ¿qué otra cosa puedo hacer si no cumple con mis expectativas?

Por otro lado,  parece que el caso del vampiro comienza poco a poco a avanzar: Winston Payne, el fiscal, me ha comunicado que va a encargarse de la acusación contra el presunto culpable. Ha solicitado mi ayuda y es bastante probable que acuda a declarar como testigo en el juicio. Bien, tengo muchas ganas de conocer a ese supuesto vampiro: yo ya he conocido sus dientes, ahora le toca a él conocer a mi látigo. Por cierto, Winston Payne me dio a entender que Phoenix Wright sería el abogado defensor... espero tener la oportunidad de poder verle morder el polvo, aunque no sea gracias a mí.

Por cierto, las manchas de sangre de mi ropa no salieron, así que tuve que ir al supermercado a comprar un detergente especial. He puesto las prendas en remojo con el producto que me vendieron y espero que esta vez el lavado sí de resultado. Una von Karma no puede permitirse ir con la ropa sucia.

Tonterías muy tontas

No, no se puede decir que los últimos días hayan sido muy agradables. Maggey y yo comenzamos a trabajar en un nuevo caso. No voy a dar aquí detalles porque son datos que han de mantenerse en secreto, pero sí puedo contar que, mientras realizábamos la investigación, ¡a uno de los policías se le ocurrió acusar a Maggey de robo! En vez de ocuparse de vigilar la escena del crimen, se entretiene en inventar tonterías. Menos mal que, después de hacer entrar en razón a los funcionarios del Centro de Detención, parece que las aguas han vuelto a su cauce.

Pero esto no ha sido todo. Supongo que todos estaréis al tanto de las agresiones de un supuesto vampiro que se han producido últimamente. Pues bien, decidí investigar un poco en el archivo de la comisaría. Y no, no creo en los vampiros... pero creo que me ha mordido uno. Y lo peor de todo fue que Phoenix Wright tuvo que arrastrarme a que me curaran el cuello y que tuve que admitir ante él que no me sentía capaz de ir yo sola. En fin, espero que al menos salgan las manchas de la ropa...

El pasado y el futuro

Desde que llegué a Los Ángeles, el Inspector Cutre no se ha dignado a aparecer por la Oficina del Fiscal. Este cabeza de chorlito es capaz de haberse tomado unas vacaciones sin avisar a nadie, aunque dudo que con su sueldo pueda ir muy lejos. Al menos he podido contratar a Maggey Byrde como mi ayudante. La pobre no parece tener demasiada buena suerte, pero es atenta y dispuesta para el trabajo.

Mi hermanito Miles tampoco da señales de vida. Le he enviado un correo electrónico para hacerle saber que estoy en Norteamérica, pero no me ha respondido aún, y creo que no tiene ningún diario online. Supongo que estará en alguna zona sin acceso a internet. En fin, cuando regrese me gustaría continuar nuestra última conversación. En aquella ocasión no pudimos hablar demasiado, ya que mi vuelo de regreso a Alemania estaba a punto de despegar y... digamos que yo tampoco estaba en mi mejor momento.

En resumen, hay veces que no entiendo a mi hermanito y otras que pienso que la que está equivocada soy yo. Siempre he vivido tratando de estar a la altura de mi padre y de Miles, intentando no cometer jamás ningún fallo, pero siempre con la sensación de estar un paso atrás... Miles dice que no importa ganar o perder en los tribunales, sino descubrir la verdad. Y supongo que tendrá razón, pero me cuesta pensar de esa manera. No, no quiero vivir a la sombra de mi padre, pero quizá ya no pueda cambiar...

Creo que más de alguno se sorprenderá al leer esto. ¿Creías que yo no tenía sentimientos? Pues sí los tengo y, si a alguien no le parece bien, se lo puede decir a mi látigo.

De nuevo en Norteamérica

Después de casi 12 horas de vuelo, estoy de vuelta en América. Un viaje transoceánico no es nada para una von Karma, lo único reseñable fue que un tonto azafato con la cabeza llena de tonterías intentó venderme la tonta mascota de las aerolíneas, aunque afortunadamente desistió enseguida tras una breve conversación con mi látigo.

Pero hoy no sólo he regresado a Norteamérica, si no que además he empezado este diario online. Durante mi estancia en Alemania he estado meditando sobre mi vida y mi carrera profesional, y poner mis pensamientos por escrito me va a ser de gran ayuda en esta nueva etapa. Aunque todavía me cuesta entender las ideas de mi hermanito, quizá no esté equivocado del todo... quiza no sea tan importante ganar o perder un juicio, sino descubrir la verdad... Pero hay algo que sí tengo claro: antes o después volveré a estar frente a Phoenix Wright en los tribunales.

Bien, esto es todo por el momento. Ya he terminado de instalarme en mi nuevo apartamento (nada comparable a la mansión de mi familia en Alemania, pero lo suficientemente elegante para mí) y estrenado este diario. Ahora es el momento de ponerse a trabajar.

Profile

franziska
vk_franziska
vk_franziska

Latest Month

May 2010
S M T W T F S
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Syndicate

RSS Atom
Powered by LiveJournal.com
Designed by Lilia Ahner